domingo, 15 de mayo de 2016

color gris Perla

Algo como una tristeza ha atado el día y nunca supe qué.
El soplo, el abrigo, la claridad dolorida del otoño que se queda dormido con la lluvia.
Un silencio que alguien se dejó abandonado y una soledad con los cristales rajados.
Antes o después los límites descoloridos de las sensaciones
y una ausencia que pregunta dónde está.
Un espejo roto en alguna estación perdida del conurbano en penumbras
debajo de los puentes donde crepita el desastre y la pena.
Qué lento es el amor:
se cansa de que sus ciclones no puedan contra las vacilaciones de las heridas que ya no sangran, pero están aún ardiendo debajo en vendaval.
La infancia es una mano pálida que espera que yo pueda decir esa palabra mágica que despierte pájaros dormidos en la belleza tal vez.
Acaso sea cierto que en este día largo nada puede tener sabor más que a temblor.
Un color gris Perla cae sobre los árboles
y no puedo entender en qué raíz debería buscar.
A veces la dulzura puede tener un rostro cruel.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...