Temporal /idades

¿Cuánto tiempo podré cerrar la puerta para que no entre la arena de la desesperanza para taparlo todo?
¿Cuánto costará en dos horas la pala con que sacar las ramas para que venga la lluvia y las moje?
¿Cuántos días seguirán los pájaros cantando hasta que se den cuenta de que no hay ni una miga para tanta alegría melodiosa?
¿Cuántas veces diremos que no era posible lo que está creciendo como una serpiente que pone huevos en cada mediodía?
¿Cuál será la mañana en que piense que no tenemos remedio y hunda el futuro con una cerbatana?
¿Cuándo cerraré los postigos y dejaré la casa, definitiva como una madrugada que despunta?
No hay modo de pasar el invierno que asoma porque hace tiempo que naufragó la primavera suave que teníamos y seguimos andando con la rutina de pies despellejados y ojos apagados.
Todavía.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi familia/ Pespuntes azules

La mujer incorrecta

Leer: la mirada de los otros